0%

 

En el universo de las tapas asiento para inodoro, existe una gran variedad de modelos. Las hay de madera, plásticas y en ambos casos también distintas opciones de herrajes. Por estos tiempos las tapas asiento con cierre suave o caída amortiguada, van ganando terreno frente a las de caída manual.  Un sistema en donde la tapa cae lentamente hacia el anillo del inodoro provocando una sensación de armonía en contraposición con el impacto que supone cuando caen las de descenso manual, por lo tanto tienen un mejor aislamiento acústico. Son fáciles de instalar y de quitar ya que su anclaje superior permite extraer la tapa rápidamente si la comparamos con las de fijación convencional de tornillos y tuercas de ajuste. Su herraje metálico compacto le otorga mayor estabilidad y un ajuste firme. Las tapas de cierre suave son de Urea, un material plástico compacto que afronta de manera impecable la humedad que se genera dentro del cuarto de baño sin que se degrade el material con el paso de los años. Con estas opciones tenemos otras variantes de diseño, ya que estas tapas permiten, por su proceso de fabricación, intersecar líneas rectas y formas curvas con total precisión. Al comienzo ingresaron al mercado sanitario en las líneas de alta gama pero hoy las podemos encontrar también en los modelos de gama media y próximamente Ferrum lanzará este producto para las líneas del segmento bajo.  Un toque diferente que realza el baño con originalidad y funcionalidad.

 

Ferrum 107 años pensando en vos…

Por Alfredo Presas