Todo lo que necesitas saber a la hora de incorporar este producto a tu baño, lo encontraras en la siguiente nota, ya no tendrás excusas para ver tu ducha sin mampara. Es hora de descartar tu vieja cortina de baño.

     Cada espacio en el baño tiene que ser pensado cuidadosamente, ya que debés tener en cuenta varios puntos que se relacionan con el bienestar y la comodidad en el uso.  La mampara Ferrum ubicada en la zona de higiene corporal nos da una sensación de amplitud visual fundamentalmente  en espacios pequeños gracias a su transparencia e impide la salpicadura hacia el interior del ambiente. Estéticamente le aporta valor a nuestro baño ya que el vidrio en combinación con el revestimiento en paredes y piso conjugan la armonía perfecta en diseño.

¿Cómo elegirlas?

Lo primero que debemos determinar es que tipo de mampara colocaremos, alta o baja. Si tuvieses un receptáculo de ducha, deberás elegir una mampara alta y si has colocado una bañera o un hidromasaje tendrás que instalar una mampara baja. En ambos casos las opciones disponibles en el ancho se relacionarán directamente con las medidas internas del baño, para poder ingresar a la zona de ducha con comodidad.

¿Son fáciles de colocar?

Su instalación es muy sencilla ya que partimos de un perfil principal de aluminio (el que sostiene al vidrio), fijado a la pared con 3 tornillos y tarugos plásticos. A partir de allí encastramos el vidrio en dicho perfil y lo aseguramos con tornillos colocando una tapa protectora. La liviandad del aluminio ha reemplazado al acero inoxidable y al PVC. En muy pocos pasos tendrás la mampara lista para usar.

¿Son durables?

La durabilidad de un producto Ferrum es lo que nos ha identificado desde siempre. El vidrio adquiere una resistencia notable gracias a su grosor generoso. Además de perdurabilidad lo que buscamos es contar con productos seguros. Para ello las mamparas cuentan con un tratamiento especial llamado templado que le da más dureza al vidrio y una mayor resistencia en el uso diario. 

¿Qué conviene, fijas o rebatibles?

Es bien sabido que la mampara rebatible nos dará una mayor comodidad al momento deingresar a la zona de ducha (siempre el abatimiento es hacia afuera), pero si nuestro baño es de dimensiones acotadas, lo mas conveniente será contar con una mampara fija, ya que nos ahorraríamos el espacio que genera el abatimiento al no interferir con otros productos.

Ya te hemos orientado, ahora la decisión es tuya, llego el momento de tener tu mampara Ferrum.

Por Alfredo Presas