La zona de higiene corporal es aquella en donde la ducha diaria genera ese momento íntimo de relax y bienestar. Hoy te presentamos nuestros receptáculos de acrílico sanitario. Características y beneficios.

    

Ferrum provee al mercado distintas opciones de receptáculos de acrílico funcionales. Las opciones clásicas de formato cuadrado se presentan en cuatro medidas (70×70, 76×76, 80×80 y 90×90 cm.), mientras que las opciones para generar mayor superficie de apoyo vienen en formato rectangular (120, 140, 150 y 160 cm.) de largo. Una tercera opción son los receptáculos semicirculares (120 x 90 cm.). De acuerdo con el modelo pueden variar sus profundidades; para más información ingresa.

     Mucho se ha hablado de los productos pensados para la higiene corporal, pero no siempre se conocen los beneficios que nos aportan. En primer lugar, la diferencia de tener un receptáculo o no tenerlo tiene sus ventajas. Si solo tenemos revestimiento colocado (cerámico, porcelanato), en donde el agua impacta, se corre el riesgo con el tiempo que se generen filtraciones hacia abajo o hacia los laterales. Si estamos hablando de un departamento que tiene pisos inferiores, el daño será mayor. Otra de las ventajas es la seguridad que un receptáculo de acrílico aporta en la pisada. Por ser un producto menos deslizante que un receptáculo de acero porcelanizado, es ideal para infantes y adultos mayores. Es ahí en donde en estos puntos hacemos foco: seguridad en la instalación y seguridad en el uso.

     Si tocamos el aspecto del diseño propiamente, la elección de un receptáculo estará supeditado a las dimensiones del cuarto de baño. Cuanta más superficie de apoyo tengamos al momento de tomar nuestra ducha diaria, nos permitirá movernos, girar y desplazarnos con mayor comodidad. Este ejemplo está representado por el diseño de receptáculo rectangular que según la medida puede ocupar todo el ancho del cuarto de baño. Para ganar centímetros por la cercanía de otros productos en la instalación, como es el caso del bidet, podemos tomar como opción el receptáculo semicircular, dado que en el radio de una de sus esquinas generaríamos este beneficio. Una forma de generar independencia en los espacios de ducha es colocar una mampara alta combinable con los modelos de receptáculos cuadrados y rectangulares.

Por Alfredo Presas