El cuidado de este recurso no renovable tiene que estar en el orden de prioridades de toda persona, independientemente de su zona de residencia. Estudios recientes revelan que en la Argentina el 89 % de la población tiene acceso al agua potable mientras que el 11 % consume agua de pozos contaminados o de fuentes sin tratamiento. De todas formas no todas las provincias tienen las mismas necesidades de agua dulce. Córdoba, por ejemplo, es una de las provincias más pobres del país en cuanto a la disponibilidad de agua dulce y además el consumo promedio por habitante duplica la necesidad real de consumo fijada por la (OMS). La gratuidad de este servicio por muchos años llevó al derroche sistemático y constante. Con la implementación de medidores en diferentes distritos, se acotó notablemente el consumo debido a las facturas muy costosas que comenzaban a llegar con esta modalidad. El cambio de hábito llegó por razones económicas y porque año tras año se agudiza mas este inconveniente. Si a esto le sumamos el incremento de la población, ambos factores combinados son razones más que suficientes para una toma de conciencia real. Cada provincia tiene una problemática diferente y las soluciones a estos problemas es maximizar la utilización de agua en el cuarto de baño, el lugar en donde más agua se consume en una vivienda. En Ferrum trabajamos para dar solución a todos los argentinos fabricando productos económicos en cuanto al consumo. Las mochilas para inodoros cuentan con una doble tecla, pensada para descargar más o menos agua de acuerdo a su uso. De hecho la última línea lanzada por Ferrum al mercado, Milena, posee el inodoro con menos consumo del mercado. El inodoro largo Milena descarga 4,5 litros por accionamiento en su descarga máxima. Un diseño bien logrado para garantizar una higiene total con los mínimos consumos. Ferrum cuenta con un modelo para cada necesidad, pero la constante es el ahorro de agua que tiene en cada línea.